En el mundo existen algunos puntos envueltos en el misterio, rodeados de creencias y leyendas que les confieren una magia y un atractivo especial. Entre esos lugares destacados se encuentra Stonehenge, un rincón del condado inglés de Wiltshire que durante siglos ha albergado una de las celebraciones más populares de la llegada del solsticio de verano.

El nombre de esta impresionante construcción Stonehenge, procede de la palabra piedra (“stone” en inglés). En la antigüedad la piedra se asociaba a la muerte, al mundo del más allá. En el siglo XIII los británicos asociaban las piedras a las picotas de las que se colgaban a los condenados a muerte en la horca.

Stonehenge significa las piedras de la horca. Se trata de un grupo de bloques de piedra de varias toneladas dispuestas de una forma especial.

stonehenge-featured