En la tradición cristiana, el Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma. Un tiempo de reflexión, moderación, recogimiento y penitencia previo al Domingo de Pascua. Con el Miércoles de Ceniza (también denominado Miércoles de Cuaresma) se pone fin al Carnaval y comienza un período de disciplina espiritual.

Es un día muy importante en la tradición sagrada católica y que también celebran algunas congregaciones protestantes como los anglicanos, luteranos, metodistas, presbiterianos o bautistas. Recibe este nombre de la práctica de frotar en la frente de una persona las cenizas procedentes de la incineración de ramos bendecidos, formando una cruz.

ceniza_featured